Clientelismo político de AMLO podría endeudarnos con China

Clientelismo político

La administración del presidente López Obrador se ha destacado por la deuda y el clientelismo político. Hoy el jefe de la oficina de la presidencia, Alfonso Romo, anunció que AMLO le pidió hacer más recortes. Esto se traduce en que al cabecita de algodón no le estás saliendo las cuentas.

Todos los que pagamos impuestos, desembolsamos más de mil doscientos millones de dólares en el capricho de cancelar el NAICM. Ese dinero fue como tirarlo a la basura. Muchos chairos vendrán con el pretexto de que hubo corrupción. ¿Dónde carajos están las pruebas?.

En fin, el clientelismo político es una de las banderas de este gobierno. El apoyo a “ninis”, huachicoleros, seguro de desempleo, etc. Generan un gran gasto al erario y no produce nada de riqueza. Hay que hacer hincapié en que algunos programas sociales son necesarios, pero otros solo patrocinan la vagancia y flojera.

Obrador quiere sentirse el todo poderoso que le resuelva la vida a todos por arte de magia. Pero la realidad es muy cruda y pues la lana no es ilimitada.

La receta de AMLO para mantener el clientelismo político

Entonces hay de dos sopas, quita algunos programas sociales que no sirven o bien recorta gastos gubernamentales. Pero seamos francos, si quita programas sociales ¿Cuántos votos perdería Morena en las elecciones?. Entonces la solución está en llevar al gobierno a la pobreza franciscana.

El gasto gubernamental es el que mantiene con vida el aparato del Estado. Pero hay gastos que de plano no pueden recortarse, como son salud, educación o recaudación fiscal. Al SAT le tocó la austeridad en donde más duele, despidieron hasta el 70% del personal, cerraron oficinas y esto significa que habrá mas evasión fiscal y por ende el gobierno recibirá menos.

Ante este problema no va a quedar que hacer más recortes al gasto corriente, ahora afectando donde sí se necesita más. Ya vimos menos presupuesto para salud, al desaparecer el Seguro Popular. También lo vimos con las estancias infantiles y el refugio para mujeres víctimas de la violencia.

La tendencia a futuro para las finanzas del país

La fórmula financiera de Andrés Manuel es un completo desastre. Se está gastando más de lo que se gana y a mediano plazo se va a pedir prestado al Fondo Monetario Internacional (FMI). Como la mayoría de los acreedores son bancos de EEUU y Europa, no le prestarán dinero a México, ya que tienen aversión al riesgo. Al menos que Peje acate lo que se impone, como cobrar más impuestos, reducir gastos gubernamentales o gravar con IVA a medicamentos.

Obviamente a AMLO no le conviene ni subir impuestos ni eliminar programas sociales. Entonces tendrá que recurrir a un banco que no pide tantos requisitos pero es muy usurero. ¿Ya saben quién es? Claro, el gigante asiático. Por si esto no fuera poco, ahora también estaremos vendidos con China y pagando grandes intereses.

Por si esto no fuera poco, tomen en cuenta que cuando venga un desastre natural no habrá dinero para hacerle frente a la situación. Entonces ya sabremos amar a Dios en tierra ajena. Menos los chairos, ellos seguirán aplaudiendo todas las tonterías de su mesías.

Desde hoy ya tenemos una deuda de 20 años por un capricho presidencial, respaldado por encuestas a modo y los chairos. Ojalá pronto se den cuenta que los
programas clientelares no sacan a nadie de pobre.

loading...